Habrá un tercer volumen de la serie ‘Un carrón chillón y algo más’

El anuncio lo realizó la etnógrafa Concha Casado durante la presentación en la Biblioteca de Astorga del tomo segundo del libro que recoge las fotografías realizadas por los alumnos del curso de verano de los alumnos de la Escuela de Cerámica de Madrid de 1926.Presntacion un carro chillón II

El anuncio lo realizó la etnógrafa Concha Casado durante la presentación en la Biblioteca de Astorga del tomo segundo del libro que recoge las fotografías realizadas por los alumnos del curso de verano de los alumnos de la Escuela de Cerámica de Madrid de 1926.

La Biblioteca Municipal de Astorga acogía en la tarde del sábado la presentación del libro ‘Un Carro Chillón y algo más II’,  editado por el Ayuntamiento de Val de San Lorenzo y patrocinado por la Fundación Conrado Blanco de La Bañeza. El acto, estuvo presidido por la etnógrafa Concha Casado y Luisa Arias, en nombre de la Fundación Conrado Blanco. Así mismo, la alcaldesa de Val de San Lorenzo, Mª Azucena Fernández de Cabo y varios de los coautores de la publicación, el escritor y poeta José Luis Puerto, el investigador Mayor de Maragatería, y director del Archivo diocesano José Manuel Sutil y Miguel Ángel Cordero, responsable de los Museos Textiles del Val de San Lorenzo. 

Concha Casado, agradeció a Conrado Blanco, el haber apostado por este proyecto de edición y anunció el tercer y último volumen de fotografías realizadas por el profesor de la Escuela Madrileña de Cerámica, Aniceto García Villar a lo largo del Curso de Verano en Val de San Lorenzo en el año de 1926. José Luis Puerto, gran conocedor de la historia de dicha escuela, dio una serie de pinceladas sobre el valor etnográfico y profesional de las fotografías, mientras que José Manuel Sutil, valuro de nacimiento y gran amante de las tradiciones maragatas, desgranó el contenido de las imágenes en  cuánto a la identificación de toda la indumentaria que lucen vecinos y alumnos de la escuela en las imágenes del libro. 

El libro recoge las fotografías realilzadas por Aniceto García Villar, profesor de la Escuela Madrileña de Cerámica, a lo largo del curso de verano llevado a cabo en Val de San  Lorenzo. De esta prestigiosa escuela, dependiente del Ayuntamiento de Madrid y vinculada a la Institución Libre de Enseñanza, acudieron 45 alumnos más su correspondiente profesorado, encabezado por el director y fundador de dicho centro educativo, Francisco Alcántara. Fue el último curso al que asistió como director, dado que finalizado le sustituiría en el cargo su hijo Jacinto Alcántara, también profesor de la escuela.

La expedición, permaneció en Val de San Lorenzo, por espacio de seis semanas. Todos ellos -alumnos y profesores-, fueron repartidos por las casas del pueblo para convivir junto a sus vecinos. Se realizaron unas 300 acuarelas, en las que gran parte del protagonismo de las mismas, lo toman los propios vecinos del pueblo que posaban diariamente para estos jóvenes artistas, recibiendo por parte de la dirección de la escuela diariamente, la cantidad de 3 pesetas, algo impensable de ganar por entonces en Val de San Lorenzo. Las fotografías tomadas por García Villar, fueron tratadas con placas de cristal, y así han permanecido hasta hace unos años que ha sido digitalizado todo el archivo, unas 400 imágenes. Se conservan las placas de cristal, hoy en día custodiadas en laboratorio. 

En este segundo volumen de ‘Un Carro Chillón y algo más II’, aparte de la presentación por parte de la alcaldesa de Val de San Lorenzo, Mª Azucena Fernández de Cabo y la introducción de Conrado Blanco, fundador y presidente de la Fundación Conrado Blanco de La Bañeza, están presentes trabajos de Concha Casado Lobato (etnógrafa y alma mater de todo este proyecto de sacar a la luz los tesoros de la Escuela de Cerámica relacionados con Val de San Lorenzo), José Ramón Ortiz del Cueto, (director del Museo Etnográfico Provincial de León), José Luis Puerto (escritor y poeta), José Manuel Sutil Pérez (director del Archivo Diocesano de Astorga), Javier López-Sastre (arquitecto-restaurador) y Miguel Ángel Cordero (conservador de los Museos Textiles de Val de San Lorenzo).

El catálogo fotográfico está dividido en ocho capítulos: Vida y hospitalidad, alumnos y profesores, modelos y prácticas, paisaje y arquitectura, labores artesanas y faenas agrícolas, religiosidad popular, trabajos de campo y cultura material (detalles). En los pies de foto, están identificados muchos de sus vecinos con sus nombres e incluso algunos con los apodos con los que eran más conocidos. Así mismo, queda descrita toda la indumentaria que lucen tanto  los vecinos del pueblo, como los alumnos de la Escuela de Cerámica que aparecen en algunas de las imágenes. Por otra parte, está también descrita toda la arquitectura popular que se puede apreciar en dichas fotografías.

Astorga redacción

Entradas relacionadas:

‘Un Carro Chillón y algo más’ (Vol. II): retratos de Val de San Lorenzo en 1926

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura maragata. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s