Caen cien toneladas de tierra y rocas en la carretera de Priaranza a Villar

Carretera sepultadaNo hubo que lamentar heridos aunque algunos coches quedaron bloqueados

Un movimiento de tierra provocó en la tarde-noche de ayer (jueves 3 de enero) el desplome de unas cien toneladas de tierra y rocas en la localidad de Priaranza de la Valduerna y afortunadamente no hubo que lamentar daños personales. Una llamada alertó al Servicio de Emergencias 112, que dio aviso a la Guardia Civil y a los Bomberos de León, aunque no fue necesaria su intervención.
El material caído, junto al puente, y en la carretera que va al pueblo de Villar obstaculizó el vial, por lo que algunos vehículos quedaron bloqueados.
Las autoridades dieron aviso al servicio de mantenimiento de carreteras para proceder a la retirada de la tierra. El suceso se produjo sobre las ocho y veinte de la tarde.

La Crónica de León 04/01/2013

El acceso a Priaranza se abrió en menos de 5 horas

Las labores para la limpieza total de la calzada acabaraon el sábado

Durante la noche se habilitó un carril para evitar el corte total de la vía

Más de 500 toneladas de roca y tierra sepultaron la noche del pasado jueves la carretera LE-6318 a la entrada de la localidad de Priaranza de la Valduerna. Gracias a la rápida actuación de la brigada de conservación de la Diputación de León el acceso por uno de los carriles quedó libre pasada la una de la madrugada, menos de cinco horas después de se que produjera el desprendimiento.
Durante todo el día de ayer una excavadoray dos camiones se encargaron de retirar el resto del material caído desde un talud a la calzada, en un tramo curvo que se encuentra encajonado entre la montaña y el río Duerna y que da acceso a Priaranza a través de un puente. Se espera que las labores de limpieza queden completadas a lo largo de la jornada de hoy.
Aunque el desprendimiento no dejaba en ningún caso a ninguna localidad aislada, sí hubiera obligado a algunos habitantes de la zona a realizar largos rodeos por la red de carreteras que comunica los numerosos pueblos de la Maragatería y la Valduerna.
Según la información facilitada por los técnicos encargados de las labores de limpieza del desprendimiento, éste se podría haber producido por el efecto cuña que hacen las heladas al filtrarse el agua por las grietas de la roca. Nada había hecho intuir hasta el momento que pudiera producirse el alud.
Pese a la violencia del desprendimiento, la carretera, que presenta en este tramo un firme impecable tras haber sido reparada hace un año,no ha sufrido desperfectos de importancia. Como ya informó ayer este periódico, el suceso tampoco provocó daños personales.
Una llamada alertó al Servicio de Emergencias 112, que dio aviso a la Guardia Civil y a los Bomberos de León, aunque no fue necesaria su intervención. El material caído, junto al puente y en la carretera que va al pueblo de Villar de Golfer, obstaculizó el vial, por lo que algunos vehículos quedaron bloqueados. Los hechos se produjeron sobre las ocho y veinte de la tarde del jueves.

La Crónica de León 05/01/2013

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Caen cien toneladas de tierra y rocas en la carretera de Priaranza a Villar

  1. Pingback: Caen cien toneladas de tierra y rocas en la carretera de Priaranza a Villar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s