Recordando a Concha Espina y “La Esfinge Maragata” (V)

Otros pueblos maragatos mencionados en la novela de Concha Espina (3º)

Por José Manuel Sutil Pérez

Algunos de los lectores, que por cierto parece ser que son muchos, que están siguiendo con interes las diversas entregas sobre los comentarios a “La Esfinge Maragata” que con una periocidad mensual publica El Faro Astorgano, me han preguntado como no he mencionado entre los pueblos maragatos visistados por la escritora santanderina, a Castrillo de los polvazares, ya que es el pueblo maragato “protagonista de la novela”. Trataré de contestar en este último artículo sobre los pueblos maragatos a esta opinión que circula desde hace mucho tiempo sobre el protagonismo de Castrillo.
En primer lugar decir que los que defienden esta teoría o no han leído nunca “La Esfinge Maragata”, o no han visitado personalmente Castrillo de los Polvazares, y hablan desde fuera, algo por desgracia, frecuente en algunos que opinan y escriben sobre la Maragatería.
Partiendo del hecho incuestionable de que Concha Espina visitó varias vesces Castrillo de los Polvazares, y afirmando incluso que en “La Esfinge Maragata” hay un cierto reflejo de este pueblo maragato: el apellido Salvadores, muy frecuente en Castrillo, la descripción de calles y cruceros, probablemente el ritual de la boda maragata que describe en el capítulo XXI con el título “Sierva te doy”, del que nos ocuparemos, lo presenció en Castrillo, pero de estos posibles indicios, afirmar y defender que Valdecruces es Castrillo, es demostrar una ignorancia supina sobre Castrillo y sobre “La Esfinge Maragata”.

Por si esto no es suficiente, Castrillo aparece en “La Esfinge Maragata” como una referencia de Concha Espina, a la Excursión que desde el “Club Alpino Español” hicieron varios socios a principios del siglo XX “cruzando la región maragata al firme y lento paso de las caballerías del país, como perdidas sombras de mundano regocijo: eran mozos festeros exploradores felices de las tierras bravas, jamás cautivos en una llanura tan triste y tan inútil (…), tomando “la senda de los peregrinos”, Murias de Rechivaldo, Castrillo de los Polvazares y otras poblaciones de nombre sonoro y muerta fisionomía”. Es la única vez que en la novela se menciona a Castrillo y al inmediato Murias de Rechivaldo. Es curioso que, dado el protagonismo actual  de Castrillo en la documentación se denomine, en ocasiones, como “Castrillo de Rechivaldo”, con clara alusión al inmediato Murias de Rechivaldo. Cualquier observado se dará cuenta al instante si visita Castrillo, y compara este pueblo con el “Valdecruces” de la novela, que son completamente antagónicos: Castrillo ahora y hace cien años es un pueblo típicamente arriero: casas maragatas de grandes dimensiones, por supuesto cubiertas de teja, no de cuelmo o paja, con puertas de entrada en arco de medio punto, en piedras de sillería y con escudos y blasones en algunas casas de arrieros con título de hidalguía, algo casi exclusivo de Castrillo y ausente en pueblos maragatos tan emblemáticos como Santiagomillas, Santa Colomba y otros, con la excepción de Val de San Lorenzo, de una casa blasonada de la familia del apellido “de la Puente” con la siguiente leyenda “Mucha sangre me ha costado, lo doy por bien empleado. Hidalgo Notorio 1808”
Nada tiene que ver la aldea pobrísima en la que se desarrolla la novela con el ficticio nombre de “Valdecruces”: casas techadas de paja o cuelmo, paredes de tapial, no de piedra, en definitiva: pobreza, rayando la miseria, sufrimiento, servidumbre, y un largo etc.; en las antípodas con Castrillo de los Polvazares, donde acampaban a sus anchas los potentes maragatos, en sus ricas mansiones arrieras, con el predominio de “Botas y Salvadores” y otros apellidos “de más fuste de la Maragatería”; como diría la misma Concha Espina.
Con este comentario no he pretendido ni más ni menos que ser objetivo con la realidad de Castrillo hoy y en 1912 cunado lo visitó Concha Espina y lo que ella misma nos dice sobre el ficticio “Valdecruces”, pienso que con leer la novela y visitar Castrillo se diluyen las dudas, tópicos o medias verdades que algunos puedan tener.

Para terminar estos tres artículos que sobre los pueblos mencionados en la novela hemos publicado, decri que también Concha Espina nombra a Santa Catalina de Somoza, situado este pueblo maragato en la “senda de los peregrinos”, del que según la novelista eran oriundos varios pastores que en Extremadura fundaron dos pueblos. Santa Catalina juntamente con Santa Colomba son pueblos maragatos que en la documentación aparecen con el apellido “de los maragatos”: Santa Colomba de los Maragatos, tal vez por el número e influencia que los arrieros maragatos tuvieron en ambos pueblos. Por último en el capítulo IV titulado “Pueblos olvidados”, en el camino de Mariflor hacia Valdecruces, menciona Concha Espina otra población maragata, en esta ocasión como “Sierra o Puerto” a Foncebadón, pero que ella no visitó: “… a cuyo fin remoto se cerraban entre nubes las sierras de la Cepeda, y los puertos bravos de Manzanal, Foncebadón y Teleno.Terminado el comentario sobre pueblos maragatos en “La Esfinge Maragata” ofreceremos en varias entregas al lector un tema muy querido y que bastantes lectores han pedido como es del “traje maragato” visto y descrito por Concha Espina en “la Esfinge Maragata”

José Manuel Sutil Pérez

Recordando a Concha Espina y La Esfinge Maragata (I)

Recordando a Concha Espina y La Esfinge Maragata (II)

Recordando a Concha Espina y la Esfinge Maragata (III)

Recordando a Concha Espina y a la Esfinge Maragata (IV)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura maragata. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Recordando a Concha Espina y “La Esfinge Maragata” (V)

  1. Pingback: Recordando a Concha Espina y “La Esfinge Maragata” 1912-2012 (VI) | Blog del tamboritero maragato

  2. Pingback: Recordando a Concha Espina y la Esfinge Maragata (VI) | Blog del tamboritero maragato

  3. Pingback: El país de las mujeres | Blog del tamboritero maragato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s