El pendón vuelve a ondear en Busnadiego

El pendón vuelve a ondear en Busnadiego. Por Mª Ángeles Hervás

Con la marcha de prácticamente todos los vecinos allá por los años 70 en busca de un futuro mejor para sus hijos, el pueblo quedó vacío de esperanza.Con aquellos emigrantes se fueron también las tradiciones, las fuentes se secaron y las calles se impregnaron de soledad a la espera de tiempos mejores. Tiempos que han de llegar por la firme decisión de los hijos de aquellos que hoy regresan a casa, aunque solo sea los fines de semana: estos y aquellos reviven su quehacer de antaño, cuando se refrescaban en aquellas fuentes las tardes de verano o cuando sacaban por sus calles su preciado pendón, grana y verde, según cuentan.

El tesón da sus frutos y el pendón de Busnadiego, maragato balcón frente al Teleno, vuelve a ondear como firme testigo de que hay vida en el pueblo y retando, con sus nueve metros de vara, a los mismísimos cables de la luz de las calles, todavía sin soterrar. Fue el pasado 24 de junio, en plena resaca de las hogueras de San Juan, cuando la Asociación sociocultural “El Escriño” recuperaba el recién estrenado pendón de vara y tela nueva com símbolo de futuro para las generaciones que van llegando y que se preguntan cómo era el pueblo de sus padres y abuelos hace años, si había gente en sus calles, si manaba agua de las fuentes y si había fiestas que celebrar.

Hace tres años que ya se celebra San Juan, este años se recupera el pendón, el “puente de los Molinos” se vuelve a cruzar y pronto el potro de las vacas volverá a ser objeto de admiración de propios y ajenos. Es rescatar lo que los vecinos veían de niños y quedó grabado en sus retinas como seña de identidad de su pueblo. “El Escriño”, de la que forman parte vecinos, hij0s y allegados de Busnadiego, va devolviendo al pueblo la memoria.
No importa lo pequeño que sea el pueblo, ni lo habitado que esté, de hecho, Busnadiego tiene apenas 12 habitantes en el censo. La cultura popular no se valora por el número de habitantes y si hay dos opciones para los pueblos de León, desaparecer o renacer, Busnadiego, a través de “El Escriño”, ha elegido levantar bien alto su vara y no resignarse a caer en el olvido.

Mª Ángeles Hervás 20/08/2012

Entradas relacionadas:

La desaparecida “Romería de la Encarnación” en Busnadiego

Busnadiego no recupera su pedanía y se queda sin gestionar su patrimonio

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pendones maragatos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El pendón vuelve a ondear en Busnadiego

  1. Marisabel SOTTOSANTO-SALVADOR dijo:

    Muy emotivo el comentario. Me encantó!!!! Adelante!!!

  2. cuantos metros de tela tiene porque es muy grande y precioso, no se si sera la tela sencilla poque si fuese doble pesaria mucho mas quisiera saver cuantos metros tiene de tela y de palo por curiosidad un saludo y enorabuena por hacelo es una obra de arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s