XXXII Jornada de Exaltación de los Valores, la Cultura y el Cocido maragatos

Mañana, Radio Popular de Astorga celebra la exaltación del cocido maragato

Al cumplir sus primeros cincuenta años de vida, cuya celebración culminará mañana, domingo 13 de mayo, con un multitudinario cocido maragato, la emisora Radio Popular de Astorga bien puede presumir no sólo de haber hecho noticia diaria en ese tiempo de la ciudad y de sus vecinos sino también de haber divulgado la cultura y los valores maragatos y de manera muy especial su gastronomía, su singular y famoso cocido al que todos los años le dedica una jornada de exaltación y divulgación. Junto con la Asociación Gastronómica y Cultural El Borrallo, de más reciente creación, su esfuerzo y entusiasmo por enriquecer y promocionar la cocina tradicional astorgana y de manera especial su cocido, ha convertido la ciudad en sede de una auténtica academia gastronómica preocupada por conservar, renovar y dar esplendor tanto a los productos y sabores de toda la vida como aquellos otros que la imaginación de sus cocineros ha ido incorporando. Videos al final de la entrada.

La carta de platos de sus establecimientos hosteleros es un completo diccionario gastronómico en el que se enuncian todos los apetitosos manjares de la cocina astorgana.

Allá hasta donde la memoria de nuestros sabores y olores infantiles alcanza las calles de Astorga ya se distinguían por sus diferentes olores. Con las primeras horas del día unas olían a churros, otras a mantecadas, otras a chocolate y, al mediodía, todas a cocido. No el suculento, abundante y atractivo de ahora sino uno mucho más modesto en el que sólo abundaban los garbanzos y que se repetía en los hogares familiares todos los días de la semana. Eran tiempos de estrecheces, tanto económicas como alimentarias, en los que era obligado preocuparse tanto de cuidar el cuerpo como de salvar el alma. Así que mientras los más necesitados hacían cola ante el llamado Auxilio Social, la Cáritas gubernamental de la epoca; el resto de las familias la hacían para adquirir la Cartilla del Racionamiento; y los católicos y creyentes, que eran mayoría, para comprar las Bulas que eximían del ayuno cuaresmal.

Hasta los seminaristas, que entonces se contaban por centenares, salían de paseo los jueves por la tarde hacia los altos de Manjarín, en largas filas, como si hicieran cola para subir al cielo.

Así que cuando a mediados del siglo pasado, poco antes de nacer Radio Popular, se produjo el milagro del cocido maragato, servido de la original manera que unos atribuyen a las prisas de los arrieros, otros a los soldados que se enfrentaban a Napoleón, otros al ingenio de algún avispado hostelero y aún otros más a los viejos lugareños de Castrillo de los Polvazares a quienes debe la popular Maruja Botas su condición de «novia del cocido maragato»; los astorganos, empachados como estaban de tantos años de garbanzos, apenas le vieron futuro ni por mucho orden cambiado con que se presentaran sus platos, ni aunque lo sirviera el mismísimo Pedro Mato en persona, el único, por cierto, que podría sacarnos de dudas sobre si tan celebrado cocido maragato es o no invención moderna. Pero lo cierto y sorprendente es que consumado el milagro de la multiplicación y bendición popular del remozado cocido quienes habían comido tantos por obligación volvieron a comerlos por devoción.

Su fama y su éxito se deben sin duda a un conjunto de felices circunstancias como son su cuidada elaboración, la calidad, variedad y abundancia de sus ingredientes, con nueve carnes diferentes más el relleno, lo llamativo de su presentación y, sobre todo, la ruptura del orden tradicional de sus platos. Hoy se ha consolidado como el producto maragato de mayor atractivo turístico capaz de convocar y satisfacer a gentes de todas las edades, de todas las clases sociales y de todas las nacionalidades. Y, lo que aún resulta más convincente, de todos los bolsillos.

Pero hablar de los valores de la cocina astorgana obliga a mencionar cuando menos a tres de sus ingredientes más característicos, imprescindibles en todas las comidas, y que se han convertido en sus tres Gracias culinarias: el pimentón, tan habitual y celebrado, que incluso vienen de fuera a comprarlo como si de Astorga fuera originario; el ajo, recio, saludable y tan maragato que se ha hecho famoso como arriero, y el laurel, que desde tiempos bíblicos, y más en una ciudad episcopal, derrama bendiciones en los guisos.

Astorga ha conseguido que se la identifique en toda España e incluso en el extranjero por su singular cocido. Y justo parece agradecérselo a esa letanía de establecimientos hosteleros que integran El Borrallo y de manera especial a la emisora Radio Popular de Astorga que, como todos los años por estas fechas, se erige en abanderada de su cultura culinaria, regalándonos el paladar y evocando sabrosos recuerdos.

José-Magín González Gullón. Miembro del equipo fundacional de radio popular de astorga

Diario de León | 12/05/2012

UN COCIDO DE ORO

La emisora astorgana de la Cope celebra sus cincuenta años.

La emisora de la Cope en Astorga celebró ayer los cincuenta años de su fundación, dentro de la Jornada Maragata de la Cultura, los Valores y el Cocido Maragatos, que alcanza su trigésimo segunda edición, que reunió a quienes han pasado por la plantilla de Cope Astorga a los largo de medio siglo, así como a autoridades —el subdelegado del Gobierno, Juan Carlos Suárez-Quiñones; el delegado territorial de la Junta, Guillermo García; el obispo, Camiilo Lorenzo; y la alcaldesa, Victorina Alonso, entre otras— e invitados.

No faltó un especial recuerdo para aquellos empleados que han fallecido y todos los que asistieron recibieron una bandeja conmemorativa. Además, se entregó a todos los invitados el disco-libro que recoge la historia de Radio Popular en Astorga.

Como no podía ser de otra manera en la exaltación de la cultura maragata, se sirvió un cocido maragato, que este año fue de oro. El periodista Martín Martínez, que en su retiro escribe la crónica oficial de la ciudad, habló en representación de los empleados, que recordó especialmente la creación de la Jornada de Exaltación de la Cultura, los Valores y el Cocido Maragatos. El director de la cadena en Valladolid, Luis Jaramillo, agradeció el apoyo del obispado y de cuantos colaboran con la emisora astorgana.

Diario de León | Antonio Domingo | 14/05/2012

50 AÑOS DE PERIODISMO Y DE AMISTAD

Cope Astorga celebró ayer sus bodas de oro con un homenaje a sus trabajadores

Medio siglo de dedicación a las comarcas que forman parte de la Diócesis de Astorga y a sus gentes, cincuenta años de periodismo y de servicio, toda una vida ligada a la emisora y la exaltación de los valores y el cocido maragato fueron ayer los ingredientes de un encuentro de amistad que sirvió como homenaje a quienes durante este tiempo han formado parte de la gran familia que ha sido Radio Popular de Astorga desde que en 1962 emitiera sus primeros sonidos a través de las ondas.
Y es que, enmarcada en la XXXII Jornada Maragata, la celebración de los 50 años de vida de Cope Astorga quiso ser el reconocimiento a los trabajadores y colaboradores que durante estas cinco décadas han puesto su empeño por llevar a oyentes repartidos por todo el mundo el acontecer diario de esta zona, más de un centenar de personas de las cuales muchas ayer estuvieron presentes.
Varios directores al frente, distintas épocas donde hacer periodismo entrañaba serias dificultades técnicas, el deseo de llegar al último rincón de la Diócesis y un sinfín de plantillas de trabajadores que llegaron a sumar una veintena de personas forman parte de la historia de esta casa que se ha mantenido gracias al esfuerzo de muchas voces, empresas e instituciones, tal y como recordaron en sus discursos varios de los presentes en este encuentro social.
Entre ellas, la actual redactora de Cope, Cristina Fernández, hizo un repaso a la trayectoria que ha vivido la emisora desde sus inicios y donde se ha mantenido su línea editorial defensora de los valores y la cultura de esta tierra, siempre desde una visión católica, para hacer llegar a través del aparato de radio el latir de la comarca de Astorga “de una forma democrática y plural”, tal y como expresó la alcaldesa, Victorina Alonso, durante su intervención.
Al final del acto, en el que actuó el Grupo Folklórico Maragato, se entregaron las distinciones a las personas que han formado parte de las plantillas de Cope Astorga durante este medio siglo, muchos de ellos ‘viejos amigos’ que ayer volvieron a reencontrarse después de muchos años; además, en varias de las intervenciones también hubo un recuerdo para los compañeros fallecidos que, en su día, informaron, entretuvieron y sirvieron a los demás a través del 1.134 de Onda Media.

La Crónica de León | P.J. Abajo | 14/05/2012

Bailes maragatos el día de la Jornada de Exaltación de la Cultura maragata

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Eventos y noticias, Fiestas maragatas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s