“Un pastor tamboritero”

El cuento lírico de un zagal en los duros tiempos de la Somoza. Por “Timón”

Ángel sale de casa, en Tabladillo,
y hacia el monte camina con las ovejas,
lleva quince de casa, diez de su primo,
las lleva pa’ que pazcan en las praderas.
 
Durante todo el día como se cansa,
el rapacín decora con su navaja
una vara de fresno recién cortada,
en el palo a una moza muy bien retrata.
 
Cuando a la noche vuelve con el ganado
el pobrecín de Ángel pronto se apena,
su anciano abuelo Pablo los ha dejado
no volverá jamás a pisar la tierra.
 
A sus hijos las tierras él ha dejado
a los nietos mayores algún dinero.
Para Ángel ha dejado un muy buen regalo:
tamborín viejo y flauta como legado.
 
Aparte de la muerte de aquel abuelo,
Ángel siente una rabia desmesurada,
todos los demás nietos tienen dinero,
él tiene unos objetos que no son nada.
 
Mas en una mañana fría de marzo,
estando él en el monte con sus rebaños,
Ángel vio a cinco lobos que iban matando
a parte de sus reses muy afanados.
 
Tal miedo y tal disgusto llevó el pastor
que desde aquél momento empezó a llevar
consigo al monte siempre flauta y tambor
para tocar y a los lobos espantar.
 
Llevando a las ovejas hacia la sierra,
él tocaba la flauta para asustar,
y aunque al principio no tocaba una pieza,
pronto de sacar algo tenía afán.
 
Y al cabo de los meses por esos montes,
ya olvidó que tocaba contra los lobos,
pues comenzó a saber todos los toques
y ya en menos de un año tocaba todos.
 
Tras el pasar del tiempo ya se ha enterado
del gran regalo que le dejó su abuelo,
pues en bastantes fiestas le han contratado
aparte de pastor es tamboritero.
 
“Timón”
 
Timón es el pseudónimo de un anónimo de León nacido en La Maragatería que compone por amor a la tierra. Cuenta que hasta que no tuvo el carnet de conducir y pudo volver por sus propios medios a la Somoza, prácticamente la desconocía, quedando sorprendido entonces.
 
Ni los nombres ni la historia son reales aunque bien pudo suceder en cualquier pueblo maragato.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura maragata y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Un pastor tamboritero”

  1. Pingback: A la puente de Santa Colomba | Blog del tamboritero maragato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s