Hojaldres de Astorga, receta del dulce maragato

Este exquisito dulce apareció en Astorga en la década de los años 60 fruto del auge de las fábricas de mantecadas existentes en la ciudad. Su gran aceptación y popularidad ha conseguido dar a este dulce la calificación de “típico”.

-Video con la receta al final de la entrada-

SISTEMAS DE PRODUCCIÓN Y ELABORACIÓN

La elaboración de los Hojaldres se consigue mezclando las proporciones adecuadas de harina, margarina vegetal, agua, sal y miel. Para el baño de almíbar que les recubre se mezclan azúcar, agua y gelatina de manzana.
El proceso se inicia mezclando la harina y la margarina. Se añade la sal. Se añade el agua y se amasa un poco. Con un rodillo se estira en forma alargada y se dobla en tres. Se deja reposar 15 minutos. Se echa otro poco de harina y se vuelve a estirar poniendo la masa al contrario. Se repite esta operación tres veces, esperando cada vez 15 minutos. Después se deja reposar la masa algo más de 2 horas. La masa del hojaldre se deja enfriar, en sitio no muy frío.
Se le da la forma deseada y se cuece a horno fuerte unos 30 minutos. El almíbar se consigue llevando a ebullición la mezcla del azúcar, agua, gelatina de manzana y la miel.
Habitualmente se presentan en cajas de cartón de 12 o 24 unidades, sin embargo, también se envasan en bandejas de plástico.
Actualmente no posee distintivos de calidad, pero la figura de calidad recomendada para los Hojaldres de Astorga es la Marca de Garantía, si el sector la demandara y avalara.

ASPECTOS ECONÓMICOS

Este producto se comercializa a las distintas provincias de España estando su consumo muy extendido por toda la geografía española. De los mismos obradores donde se elabora surgió la iniciativa de ampararlos con la figura de calidad de Indicación Geográfica Protegida conjuntamente con las Mantecadas de Astorga. Dada la tradición de siglos de este segundo producto sobre el hojaldre, se desestimó posteriormente esta línea conjunta de actuación.

CUALIDADES DEL PRODUCTO

Los Hojaldres poseen un contenido graso y proteico medio por lo que al ingerirlos en nuestra dieta nos resultan excesivamente calóricos. Dulce perfectamente envasado que puede llegar a tener un periodo de conservación de unos 6 meses. Pasado este tiempo se pueden ver alteradas sus propiedades organolépticas.
En general es un producto que gusta mucho aunque en algunos casos suele resultar bastante empalagoso.
Suele consumirse como postre tras las comidas o acompañando al café. Destacan por el atractivo color que les aporta el baño de almíbar que les recubre.

FORTALEZAS, DEBILIDADES Y OPORTUNIDADES

En estos momentos el hojaldre sufre mayor auge y su producción supera a la de las famosas Mantecadas, las cuales parece que se han quedado estancadas. La mayor fecha de caducidad y el precio más agresivo son varias de las cosas por las que este dulce compite con la pastelería industrial. Estos característicos hojaldres de almíbar, se elaboran exclusivamente en Astorga. Sin embargo, se pueden encontrar en el mercado hojaldres de características parecidas pero que no llegan a alcanzar la popularidad que los de Astorga. Su consumo ha hecho de este producto un dulce tradicional que se ha ido arraigando en su lugar de origen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gastronomía maragata. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s