La desaparecida “Romería de La Encarnación” en Busnadiego

Antiguamente, en este día 25 de marzo, se celebrara en el pueblo maragato de Busnadiego la fiesta de “La Encarnación”, advocación a la que estaba dedicada la iglesia del pueblo y que era un centro de devoción mariano dentro de la comarca. Tal era la devoción que la fiesta de “La Encarnación” se convertía en una romería en la que las campanas sonaban durante todo el día y a la que llegaban gentes de los pueblos de Maragatería Alta.  Existía la tradición  que las mujeres embarazadas de la Cofradía se llevasen del Santuario una medalla que se ponían hasta el momento del parto, como amuleto de protección,  devolviéndola después a la Virgen. Pero esta tradición y la romería fueron desapareciendo progresivamente y se perdió por completo en los años 60-70 momento en el que el pueblo quedó abandonado. Debido a la ruina que amenazaba a la iglesia, se trasladaron las imágenes a pueblos vecinos. La talla de la Virgen de la Encarnación y la del Rosario se llevaron a Lucillo y la de San Juan Bautista a Boisan. En el año 1981 se dedició adaptar la ermita de Busnadiego para volver a acoger la talla de “La Encarnación”, utilizando sillares y piedras de la iglesia, produciéndo mayores daños en su ya ruinosa estructura.

Como decíamos al principio la fiesta se celebrara el 25 de marzo, excepto cuando coincidía en cuaresma que se trasladaba al primer domingo después de Pascua. Actualmente se celebra el 15 de agosto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fiestas maragatas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La desaparecida “Romería de La Encarnación” en Busnadiego

  1. Adolfo B. F. dijo:

    Gracias a todos por hacernos recordar…

  2. antonina dijo:

    Qué bonito recuerdo el de la fiesta de La Encarnación. Cuando era pequeña y vivía en Molinaferrera, toda la familia, padres e hijos subíamos a Busnadiego con nuestra merienda a honrar a la Virgen de la Encarnación. El último año que fuí, fue cuando regresó la Virgen de Lucillo; el recibimiento fue muy emotivo y especial, sobretodo para mi. Fue el verano de 1985, lo recuerdo muy bien porque yo estaba embarazada.
    Saludos de una de una devota de la Virgen de la Encarnación.

  3. David A. Fdez. dijo:

    Según me han contado algunas de las campanas del santuario de la Virgen del Castrotierra pertenecían a la iglesia de Busnadiego. Fueron llevadas allí cuando ésta se abandonó.

  4. Pingback: El pendón vuelve a ondear en Busnadiego | Blog del tamboritero maragato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s