Entrevista a Antonio Martínez Alonso, tamboritero de La Maluenga

Antonio Martínez Alonso "el jamonero", tamboritero de La Maluenga

El periódico “El Adelanto Bañezano” publicó en 2009 una entrevista al tamboritero maragato Antonio Martínez, también conocido como “el jamonero”.

Al final de la entrevista podeis ver un video del Grupo Danzas de Maragatería con su tamboritero Antonio Martínez.

 

                                 ANTONIO MARTÍNEZ ALONSO: Tamboritero

 

 Nacido en La Maluenga, con 80 años cumplidos, aparte de regentar un negocio de embutidos, es fabricante de castañuelas, flautas y tamboriles, y fundó el Grupo de Danzas dela Maragateríade Astorga, en el año 1982, en la fiesta de Camposagrado, “con cinco espontáneos que después bajamos a Cuadros”.

 ¿Cómo empezó su afición a tocar la flauta y el tamboril?

Estuve enLa Maluenga hasta los 36 años y mi oficio, hasta cumplir doce años, fue de pastor. Mi padre nos mandaba a la escuela a Rabanal Viejo y, al salir, hacer de pastor era lo primero y, por entretenerme y entretener el hambre, porque la merienda era corta, comencé a tocar la flauta. Cuando bajaba a Astorga y oía a un ciego cantar alguna copla, memorizaba la música y, al volver, trataba de sacarla con el instrumento.

¿Qué madera utiliza y cuánto tarda en fabricarlos?
La mejor madera para castañuelas es el moral, aunque quedan muy pocos, y el tejo. En cuanto a flautas, hay maderas importadas como el ébano que son muy buenas y, de las de aquí, la urce. Unas castañuelas se hacen en medio día y las flautas llevan más labor porque hay que mandarlas agujerar y trabajarlas a fondo.

¿Y el tamboril?
Los hago de troncos de nogal. Ahora hacen chapas moldeadas y las juntan pero lo bueno es hacerlos de una pieza, ahuecándola. La piel es de cabrito. Los herrajes también los preparo a mi gusto.

¿Queda poca gente que los toque?
Hay algún chaval empezando pero se está perdiendo mucho la tradición. Hay que nacer en ello, tener muy afinado el oído, practicar durante años y mover mucho los dedos. La flauta tiene tres agujeros, uno abajo y dos arriba, y podemos tocar casi cualquier canción. Tienes las piezas en la cabeza porque hay que variar el repertorio para que la gente no se aburra.

¿No se ha planteado enseñar a alguien?
Hay algún aficionado pero, como requiere muchas horas, los chavales se cansan y prefieren meterse en las discotecas.

¿Qué consejos le daría a alguien que quiera aprender?
Escuchar a alguien que sepa bien, arrimarse a él y colaborar. Dejarse aconsejar, porque muchos quieren ir a su aire y hacerlo a su manera. Requiere mucha coordinación.

Antonio Martínez vistiendo la elegante capa maragata

Supongo que llevar un Grupo de Danzas dará problemas.
Por desgracia, sí. Las manos y los pies tienen que funcionar como un todo, a compás. Hay gente muy buena y otros que no tienen oído ni ritmo y te hacen parar. Hay que hacer muchas composiciones para ver quiénes, cuántos y cómo vamos a ir a los muchos pueblos que nos solicitan Te dicen que cuentes con ellos pero les surge otra cosa y no acuden y, cuando has dicho que vamos a ir treinta y aparecen quince, se originan problemas para la comida, el autocar… La indumentaria que usamos es antigua, muy difícil de conseguir, y ahora se hacen copias.

¿Ha tenido algún reconocimiento a su labor?
Afortunadamente me han puesto cuatro medallas de oro. Una, mi ayuntamiento, Santa Colomba de Somoza, otrala Casa de León de Madrid, otrala Casa de León deLa Coruña y, por último, veintinueve ayuntamientos de Cabrera, Valdería y Maragatería, en conjunto, pertenecientes ala Asociación Montañas del Teleno. O sea, que todos me lo han reconocido menos Astorga.

¿Y eso?
Ya sabe usted que nadie es profeta en su tierra. Lo que puedo decir es que colaboro con ellos cuando me lo piden, en cualquier acto.

Me imagino que muchas más veces gratis que cobrando.
¡Hombre claro! Los martes voy a un colegio a enseñar a los chicos a bailar, los miércoles a un pueblo a hacer lo propio con unas mujeres que quieren aprender, los jueves con un grupo de jubilados de Astorga, los viernes ensaño con los míos y los sábados y domingos tenemos, casi siempre, salidas; o sea que no paro.

Aunque no tenga el reconocimiento institucional, tiene el popular.
Sí, porque las personas valoran a quien hace algo y lo hago por vocación y porque no se pierda, ya que está muy difícil la sucesión.

¿Alguna anécdota?
Todas y ninguna, porque en todos los viajes surge algo. Mi mujer va conmigo, al igual que una hija y un nieto que empezó a los tres años.

Antonio Martínez repartiendo el típico bollo de las bodas maragatas

¿Se le da el valor que merece a esta música?
Aquí no, pero, cuando coincidimos con otros músicos, se emocionan y te hacen tocar y repetir, preguntándote y valorando realmente lo que haces. Hacemos música en vivo, que cada vez se está perdiendo más y, en tiempos, un tamboritero animaba un baile de pueblo.

 

¿Cómo se consigue la afinación de una flauta?
Hay muy pocas que suenen bien, ya que se fabrican muchas pero es muy difícil lograr que estén completas en la afinación. Se trabaja con el aire y, por ejemplo, en la misma postura, se pueden dar tres notas, según el aire que expulses. La flauta buena vale cualquier dinero pero la mala no la quiero. La mayoría de la gente no se entera y, si no es fino quién la toca, puede seguir tocando, pero eso a mí no me vale.

¿Adquiere mejor sonido con el uso?
No. Si es buena siempre sonará bien aunque la toques más o menos.

Además de entretener, habéis exportado una música autóctona.
Efectivamente, porque puede ser mejor o peor pero, ante otras, es única y sorprende. La hemos llevado a muchos lugares de España y otros países, como Portugal o Francia.

El tamboritero Antonio Martínez Alonso tras una actuación

Fuente: El Adelanto Bañezano

Fecha: sábado, 24 de julio de 2009

Sección: Entrevista de la semana

Autor: T.A.B.

 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tamboriteros maragatos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Entrevista a Antonio Martínez Alonso, tamboritero de La Maluenga

  1. Pingback: Bailes maragatos en las fiestas de Astorga | Blog del tamboritero maragato

  2. Pingback: Magosto “maragato” en el barrio de San Andrés (Astorga) | Blog del tamboritero maragato

  3. Davdi Martínez dijo:

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Sonrie Antonio, que parece que estás enfadao!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  4. Pingback: Javier García de Cabo, tamboritero de Val de San Lorenzo | Blog del tamboritero maragato

  5. Pingback: Antonio Martínez Alonso, “el jamonero”, tamboritero de La Maluenga (II) | Blog del tamboritero maragato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s