Boda maragata en Luyego de Somoza

<Unidos por la tradición>

“Luyego acogió una boda maragata, un festejo que recuperó los principales
rituales del enlace como el «rastro» de paja o el carro enramado tirado por un
burro.”

La magia que envuelve una boda maragata invadió este fin de semana los pueblos
de Luyego y Quintanilla. Los ceremoniales previos que acompañan al enlace
comenzaron el día antes. Los vecinos del pueblo recogieron a los novios, Ana
María Corral y Julio Prieto, para tomar un copeo, disfrutar de unos bailes
maragatos y cantar. Después, una vez que los novios se habían ido, se adornaron
con ramas la puerta de la casa de los novios, habitualmente con hiedra y flores
de escoba (blancas) para ella y de piorno (amarillas) para él. Además, los
amigos echaron un rastro entre la casa del novio y el lugar donde se producirá
el enlace, un sendero de paja trillada que advierte de la inminencia del enlace
y que simboliza la unión y la fecundidad.

El domingo, día de ceremonia, los ramos de la Semana Santa se mezclaron con los
rituales de la boda maragata. El novio fue a buscar a su futura esposa, aunque
su llegada fue un tanto especial. Montado en un carro enramado y tirado por un
burro, venía acompañado por sus amigos, su familia y por el joven tamboritero
Adrian Alonso. Mientas, los invitados caminaban junto al futuro esposo al ritmo
de castañuelas maragatas y pisando el rastro de paja que la noche antes habían
colocado los mozos del pueblo.

Una vez que el cortejo llegó a la hostería de Luyego, lugar donde se celebró la
boda, tocó esperar a la novia, como manda la tradición. La música del tamborín y
de la flauta acompañó la espera del novio y de los invitados, hasta que la novia
hizo su aparición, vestida con el traje maragato y con el pañuelo de cuadros
verde y rosa, el de casada.

La alcaldesa de Luyego, Marisa Rodríguez, ofició el enlace en la hostería, lugar
emblemático para los novios, ya que se trata de la antigua casa de la abuela del
novio. Por la tarde, la iglesia de Quintanilla acogió una pequeña celebración
religiosa, para después celebrarse la tradicional carrera del bollo , un muñeco
maragato que tiene en su cabeza dinero, que se le entrega al ganador y el resto,
se repartió entre los invitados.

Fuente: Diario de León
Fecha: lunes, 18 de abril de 2011
Sección: Luyego – Astorga
Autor: Laura Bueno

—————————————-

Un saludo. David Andrés, tamboritero de Astorga.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Boda Maragata, Tradiciones maragatas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Boda maragata en Luyego de Somoza

  1. Sousa dijo:

    Muy bonita esta boda y emocionante, Julio Prieto es mi primo persona encantadora, gracias por postear, me gusta mucho este blog lo leo siempre que puedo.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s